martes, 27 de septiembre de 2016

Tacos de pechuga de pollo y verduras

NGREDIENTES

Un paquete de tortillas de harina, un pimiento rojo y otro amarillo, 1 cebolla colorada, 3 zanahorias medianas, una palta, una pizca de sal, una pizca de pimienta y cilantro.

PREPARACIÓN

Trozar el pollo en tiras, saltear y reservarlo.

Cortar todas las verduras en juliana, saltearlos y juntarlos con el pollo, salpimienta al gusto.

Es importante respetar el orden de dureza de las verduras, así obtendrá una cocción pareja.

Pelar la palta y agregar el limón, cilantro y sal.

Triturar o pisar con un tenedor hasta integrar para continuar con la preparación de los tacos de pollo.

Armado

Untar con la crema de palta, agregar las verduras, el pollo y armar.

Colocar en la placa y llevar al horno 200ºC durante 5 minutos y servir los tacos de pollo y verduras.

Variedades

El tipo de carne puede ser reemplazado por carne de pavo.

Asimismo, se puede agregar otro tipo de verduras, puesto que no es una receta cerrada.


lunes, 26 de septiembre de 2016

Feijoada Escuela Hotelera

PREPARACIÓN

1. Se comienza por preparar la carne y los porotos negros. La carne seca junto a los porotos negros deben ser puestos en remojo durante la noche anterior a la elaboración.

Escurrir la carne y ponerla a hervir en una olla grande y a fuego fuerte junto a las costillas de cerdo, la longaniza ahumada y el tocino. Luego de que rompa en hervor bajar el fuego tapar y dejar cocinar por un lapso de 2 horas como mínimo.

2. En otra olla deberá preparar los porotos negros. Coloque los porotos con agua fría y a fuego muy lento hasta que hierva, inmediatamente tape la olla y deje cocer durante 2 horas. Transcurrido el tiempo de cocción cuele los porotos y guarde el caldo.

3. Prepare un sofrito con los frijoles. Rehogue las cebollas picadas finamente con el ajo picado hasta que las cebollas alcancen translucidez. Luego sume los tomates sin piel, ni semillas. Eche sal a gusto y deje cocinar durante 20 minutos a fuego lento.

4. En el sofrito listo agregue una parte de los porotos negros y aplástelos con un tenedor. El resto incorpórelo con una taza del caldo y disponga nuevamente en el fuego por un lapso de 20 minutos sin cesar de revolver. Se dará cuenta cuándo terminar porque deberá haber obtenido un caldo muy espeso.

5. Prepare el arroz de la siguiente manera: en una sartén eche 2 cucharadas de aceite y un diente de ajo. Sume una taza de arroz y rehogue durante unos minutos sin cesar de revolver. Luego añádale 2 tazas y ½ de agua hirviendo y deje que se cueza durante 20 minutos a fuego lento.

6. El último paso es servir la feijoada, recuerde que es más cómodo servir por un lado la carne ya trozada y por otro los porotos negros y el arroz.

INGREDIENTES:

• 800grs de porotos negros (alubias)

• 300grs de tocino ahumado

• 350grs de carne seca

• 350grs de costillas de cerdo

• 150grs de longaniza ahumada

• 2 cebollas grandes picadas

• 5 tomates

• 3 dientes de ajo

• 1 taza de arroz

• pimienta negra y sal a placer

domingo, 25 de septiembre de 2016

Algo de los orígenes de la cocina brasileña

Diferentes oportunidades en las que visité Brasil, me han permitido tomar algunos apuntes acerca de su gastronomía, su cocina y los exóticos insumos de la Amazonía que utilizan cada vez más en innumerables platos de cocina moderna del Brasil. Hablar de su cocina es un atrevimiento de mi parte, porque no vivo el día a día de este gran país, pero mis observaciones cargadas de curiosidad y de una rigurosidad investigativa, son mi mejor argumento de seriedad de este testimonio.

La primera impresión que tengo es que Brasil viene desarrollándose en el ámbito culinario con posibilidades y argumentos que hacen de su cocina una propuesta para el mundo culinario con bastante contenido.

Una visita al estado de Santa Catarina con su capital Florianópolis, dejaron en mí una huella imborrable de uno de mis mejores recuerdos gastronómicos, cuando asistí al restaurante OSTRADAMUS a orillas de una pequeña bahía, que es el área especializada en la crianza de ostras de gran calidad. Nunca en mi vida comí tantas en un mismo día. Ya en el restaurante, el festival de mariscos, el vino y los amigos hicieron el resto para formar este grato recuerdo que permanece en mi memoria.

La influencia de la cocina brasileña en el continente americano, tiene diferentes tonos e intensidades. En el caso boliviano, esta influencia es cada vez más notoria, sobre todo en el oriente, zona geográfica que ostenta el récord de tener la frontera más amplia que tiene el Brasil con un país limítrofe.

Cada vez que visito las ciudades amazónicas de Bolivia, no me falta la oferta de comer en un “Restaurante por Kilo”, que definitivamente es una propuesta gastronómica de patente brasileña que da opción al comensal de elegir entre una gran variedad de ensaladas, carnes cocidas de diferentes sabores, guarniciones secas y salsas variadas y la posibilidad de elegir un buen asado a la plancha.

En los años ochenta, cuando vivía en Ecuador, me llamaba la atención la oferta de “Parrillada Brasilera”, sistema rotativo de servicio de una variedad de carnes a la parrilla, opción que casi ya es común en Bolivia.

Qué decir de muchas de las frutas que me toca elegir a la hora de seleccionar un jugo en un restaurante y que cada vez se hace más común su uso en idioma portugués por su sonido similar, aunque escribimos un poco diferente, por ejemplo: COPOAZÚ (Copoazú) , CASTANHA (Castaña) , GOIABA( Guayaba), GUARANÁ (Guaraná) , MARACUJÁ (Maracuyá), URUCUM (Urucú)

Esta confusión idiomática se debe necesariamente a que en Brasil el uso de estas frutas es más intensivo y por ende sus denominaciones de mayor difusión, mientras en nuestro territorio nuestra reducida población oriental, simplemente se limitó a tomar las mismas denominaciones.

Pese a esta influencia, existen también usos comunes a nuestros países, como por ejemplo el uso de la mandioca en Brasil es intenso y variado. En Bolivia, este producto lo conocemos como yuca, cocinado al vapor o al horno y presentado como guarnición, en un preparado con queso que se llama Sonso y con harina de yuca hacemos el cuñapé que en Brasil se conoce como pan de yuca. (El pan de yuca o cuñapé es una receta impuesta por los Jesuitas en sus misiones y se prepara la receta en Colombia, Ecuador, Bolivia y Brasil de lo que pude comprobar).

La yuca (Mandioca) era la base de la alimentación indígena.- Hábiles en su manejo, distinguían las dos variedades existentes la “BRAVA” y la “MANSA”.

Para comer la mandioca – brava ellos siguen utilizando las mismas técnicas anteriores a la llegada de los portugueses, que consiste en descascarar y rallar esta raíz hasta que se convierta en una masa que se exprime en un tipiti (Tapiti: Cesto cilíndrico de paja que sirve para separar el caldo venenoso de la masa), después secada al horno para hacer la harina.

La mandioca – mansa es también llamada dulce no precisa de tratamiento para ser consumida, de ella se prepara la Yuca frita o cocida que acompaña diferentes platos y las masas dulces de algunos postres. Esta mandioca dulce también se llama en Brasil “macaxeira” o “aipim”

De la mandioca-brava, también se extrae el polvillo con el que se hace la tapioca o “beiju”. Con la harina de mandioca los indios hacen un caldo caliente y grueso con pescado o carne que llaman “pirao escaldado”.

sábado, 24 de septiembre de 2016

POLLO ESPECIADO CON CUSCÚS ÁRABE

Ingredientes

• 2 pechugas de pollo

Para el marinado:
2 cucharaditas de aceite de oliva virgen
Zumo de 1/2 limón
1 diente de ajo machacado
1/4 de cucharadita de pimentón dulce
1/4 de cucharadita de pimentón picante
1/2 cucharadita de curry
2 cucharadas de perejil fresco
Sal y pimienta negra
Para el cuscús:
100 g de cuscús
4 orejones
16 uvas pasas
2 tomates pera
1 cucharada de perejil fresco
La ralladura de 1/2 limón
1 cucharada de aceite de oliva
1/2 cucharadita de sal
1/4 de cucharadita de pimienta negra

Preparación

Limpia de grasa el pollo y realiza unas incisiones profundas en cada pechuga. Prepara en un recipiente pequeño todos los ingredientes del marinado y mézclalo bien. Mete las pechugas en el recipiente y asegúrate de que la salsa impregne bien el pollo. Tapa el recipiente y mételo en la nevera por lo menos 1 hora.

Prepara el cuscús hirviendo agua en un cazo y echándolo por encima. Tapa el recipiente con el cuscús y déjalo durante 5 o 10 minutos. Escúrrelo y suéltalo con ayuda de un tenedor. Agrega el resto de ingredientes picado e intégralos bien.

En una sartén antiadherente, cocina las pechugas a fuego medio hasta que estén hechas por el centro. Para presentarlo, corta las pechugas por las incisiones y acompaña con el cuscús.

viernes, 23 de septiembre de 2016

CALABAPIZZA

Ingredientes

• 2 calabacines
• 6 cucharadas de salsa de tomate o de tomate frito
• 1 lata de atún al natural
• 2 cucharaditas de orégano seco
• 2 cucharadas de queso rallado bajo en grasa (opcional)

Preparación

Primero lava y corta los calabacines en trozos pequeños, y ponlos en un recipiente apto para microondas. Echa por encima la salsa de tomate y la lata de atún, previamente escurrida y desmigada. Por último, añade una cucharadita de orégano y el queso, si así lo deseas.

Para introducirlo en el microondas, debes taparlo con una tapa o con papel film adecuado. Según la potencia, deberá estar entre 15 y 25 minutos a máxima potencia. Antes de presentar, espolvorea otra cucharadita de orégano y listo.

jueves, 22 de septiembre de 2016

BERENJENAS RELLENAS DE ATÚN

Ingredientes

• 2 berenjenas
• 1 cebolla
• 1 pimiento rojo
• 2 dientes de ajo
• 2 latas de atún al natural
• 1 cucharada de mozzarella rallada o cualquier queso rallado bajo en grasa
• 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
• 1⁄2 cucharadita de comino molido
• Sal y pimienta negra

Preparación

Lavamos las berenjenas y con un cuchillo pinchamos varias veces la piel. Las metemos al horno precalentado a 180° con calor arriba y abajo durante 40 minutos. Una vez asadas, las sacamos y dejamos entibiar. Las cortamos por la mitad a lo largo, sacamos la pulpa con ayuda de una cuchara y con cuidado de no romper la piel, y reservamos las pieles enteras. En una sartén con el aceite de oliva caliente, sofreímos la cebolla, el pimiento rojo y el ajo, picado todo muy fino. Cuando las verduras estén tiernas, agregamos la pulpa de berenjena y el atún y mezclamos. Salpimentamos y añadimos un poco de comino molido a nuestro gusto. Rellenamos la piel de las berenjenas con el sofrito, espolvoreamos el queso rallado por encima y metemos al horno precalentado a 250° con el grill para gratinarlas. Cuando el queso esté ligeramente dorado, sacamos y servimos.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Ensaladas sabrosas



Aquí te dejamos algunos consejos esenciales para lograr que tu ensalada se convierta en un plato principal delicioso:

• Conseguir ingredientes frescos:

La ensalada es un plato que depende de unos dos o tres vegetales esenciales, y casi siempre la base son las hojas verdes. Así que trata de conseguir las más frescas que encuentres, ya sea lechuga, rúcula, espinaca o berros, no compres los que vienen envasados en el supermercado sino en una verdulería o el mercado. El sabor será diferente. Trata también de mezclar distintas variedades de lechuga y jugar con sus texturas y sabores, por ejemplo puedes poner radiccio y una lechuga verde costina.

• Una buena vinagreta:

El aderezo es parte fundamental de una ensalada, ya que une los distintos sabores que la componen. Acá es importante aprender a hacer la vinagreta básica y después ir innovando. Solo necesitas un buen vinagre balsámico, aceite de oliva, limón, sal y pimienta. La proporción ideal es una parte de elementos cítricos o ácidos (jugo limón o aceto balsámico) y tres partes de aceite de oliva (o puede ser otro como de nuez). La clásica vinagreta francesa lleva aceite de oliva, vinagre balsámico y mostaza Dijon.

• Experimenta con ingredientes:

Arriésgate un poco y añade a tu ensalada ingredientes como semillas de girasol, pepas de zapallo u otros frutos secos como nueces tostadas. Aprovecha el auge actual por los granos completos y agrégalos a tu ensalada, puedes probar con quínoa o trigo delicioso y estarás más satisfecho. También puedes probar agregar todo tipo de quesos blandos o duros, crutones o frutos secos como berries deshidratados o pasas, no temas el agridulce. Y para darle acidez, prueba con alcaparras o limones en conserva.